Recapitulando

Mi nombre es Rodrigo Polo y soy un desarrollador autodidacta e independiente nacido en el la hermosa ciudad de Guatemala, siempre he amado la ciencia y la tecnología, nunca imaginé que ambas me abrieran un espacio como comentarista político de mi país y menos esperé ser censurado por Twitter por compartir hechos y evidencias que desenmascaran falsas narrativas, a lo que en inglés llaman debunking.

Dos grandes personas que son gran inspiración en la tarea de desenmascarar falsas narrativas o practicar el debunking, son James Randi y aunque parezca chiste, Alan Melikdjanian en su personaje de Capitán Desilusión:

Parte de esa pasión por desmentir narrativas falsas me llevó a crear a finales de 2012 el sitio TwitterGuate.com con el fin de desmentir una publicación hecha por un medio nacional donde hacían un Top10 de los twitteros guatemaltecos con más seguidores, el proyecto utilizó datos reales de Twitter para dar con los twitteros con más seguidores al mismo tiempo mostrando cuáles tenían más seguidores activos:

http://twitterguate.com/

A pesar de compartir con muchísimas personas y grupos, no tengo ninguna afiliación política y no me suscribo a ninguna tendencia ideológica existente, ni la izquierda ni la derecha, creo en el sano análisis de los hechos para así lograr un consenso de discusión sobre estos, es imperativo estar de acuerdo en que deben ser las evidencias y los hechos los que definan nuestras posturas y no como actualmente sucede, lo opuesto.

Siempre he creído en apoyar al prójimo en lo que sea posible, es por ello que siempre he participado en temas de software libre tanto de forma local y personal como en línea, he donado sitios web a grupos y personas como la Cinemateca Universitaria y aún por un tiempo al buen Domingo Lemus con su proyecto Best Picture Systems. Creo firmemente que el conocimiento debe ser libre y compartido entre todos, siempre he aceptado toda invitación a compartir aún los más grandes «secretos» del desarrollo.

Por compartir en línea mi opinión, fui atacado por un grupo muy bien organizado que utiliza un discurso de izquierda para ganar adeptos, expuse esto en línea sólo para luego encontrar que este era un grupo político financiado con dinero del estado, así que luego de exponerlos con la respectiva evidencia, luego de exponer sus tácticas, fui denunciado masivamente en Twitter, y siendo Twitter una plataforma con un CEO que abiertamente ha apoyado a políticos progresistas de «izquierda» en EEUU, no es de extrañar la censura a mi cuenta, argumentando el incumplimiento de reglas que sólo se ponen en práctica con usuarios que no encajan con las perspectivas políticas de sus dueños, los usuarios que sí encajan con las perspectivas políticas de la plataforma tienen licencia libre para violar todas las reglas de Twitter.

Llama muchísimo la atención que muchos de los influenciadores de izquierda que he puesto en evidencia ahora defienden la empresa privada y el capitalismo cuando se trata de defender la decisión de Twitter al suspender a usuarios que no encajan en sus opiniones, pero si una empresa privada de pasteles decide no cocinar un pastel para la boda de una pareja del mismo sexo, que los dioses del Olimpo nos agarren confesados porque no terminarán de maldecir a sus dueños.

Así que respetando la libertad y derecho que tiene Twitter, no pienso crear ningún perfil extra, pero sí pienso compartir con toda persona que esté interesada, cómo utilizar esta red para expresar sus opiniones así como la verdad y los hechos de la mejor forma posible, es por ello que invito a quien esté interesado a unirse al Frente por La Verdad y Los Hechos, a exponer los puntos con la evidencia en la mano.

Si desean recibir un taller de redes sociales así como una inducción en cómo preparar una denuncia ciudadana basada en evidencias e investigación de altura, puede inscribirse en el siguiente formulario:
https://frenteporlaverdad.cs.gt/talleres/