Más peligroso que el virus

Día con día se repite el ciclo en la “pandemia” que izquierdistas, globalistas, tecnócratas, mercantilistas y narcos siempre soñaron, la gente ignorante y miedosa ve las noticias, sale el títere de cada territorio a decir números sin ninguna base, luego, cual profetas mesiánicos, asustan al público diciendo cosas como “aún no ha venido lo peor”, la gente ignorante y miedosa, que son mayoría, agradece cualquier minúsculo respiro de medidas draconianas y besa la mano de quien le priva su libertad… pero es por su seguridad… ¿Realmente lo es?

En el oriente lejano

Desde que llegaban las lejanas noticias de una pandemia en aquel remoto y hermético país comunista de China, varios iniciamos a monitorear las noticias en torno a los acontecimientos, decían que un nuevo virus azotaba una se sus ciudades pero que no había confirmación, que varios “whistleblowers” denunciaban que el gobierno quería ocultar algo. Sabiendo lo hermético del país y la falta de métodos para verificar los hechos, dimos el beneficio de la duda a un sin número de vídeos “de aficionados” o “amateur” que salían de la hermética nación comunista, imágenes de autoridades médicas con trajes protectores de cuerpo completo cerrando instalaciones, recogiendo gente de la calle, imágenes de miedo y terror.

Inmediatamente medios sensacionalistas convirtieron la especulación en realidad, el virus chino fue renombrado a COVID-19 por presiones de esta nación comunista a la Organización Mundial de la Salud (OMS/WHO), la que en enero dijo que no se contagiaba entre humanos, y en febrero dijo que no había que cerrar fronteras, la que tiene como segundo financista a nada más y nada menos que Bill Gates con su fundación Bill y Melinda Gates.

La censura y control de la información

Más nos tardamos en reaccionar que Google, Microsoft, Facebook, Twitter y el resto de redes sociales en colocar a la OMS como la única fuente confiable de información, ellos son el camino, la verdad y la vida, todo aquel que contradiga a la OMS es enemigo del nuevo estado globalista, el estado del internet dirigido NO por líderes democráticos sino por tecnócratas autoritarios, y mágicamente apareció una fuerte campaña propagandista diciendo #StayHome, #QuédateEnCasa, en un santiamén ser un holgazán mantenido por el estado dejó de ser el sueño de socialistas de closet y se convirtió en un acto heróico.

Estados unidos del mundo

Luego cada estado tomó medidas, el factor común fue que estos sin consultarle a su gente, a quienes dicen representar, asumieron el monopolio de la información, el monopolio del diagnóstico, de las pruebas, del tratamiento, de la salud, del presupuesto, del derecho a la libertad y autodeterminación, todo “por su seguridad”, porque “juntos saldremos adelante”.

La propaganda de #QuédateEnCasa fue reforzada por más vídeos virales sin autor, imágenes de cuerpos en algún hospital sin nombre, imágenes de tumbas, de cementerios, de hospitales llenos, secundados por propaganda estatal igualmente fatalista

Toca endeudar a todos “por su seguridad”, toca perder libertades constitucionales “por su seguridad”, toca agarrar como piñata a la gente que desobedezca al estado “por su seguridad”, porque eso siempre ha hecho el estado ¿Verdad? Jamás nunca ha sido fuente de corrupción, de abuso de poder, de robo, de asesinatos, de narcotráfico, de contratos obscuros con grandes corporaciones, jamás, el estado siempre ha velado “por nuestra seguridad”.

Instauraron un toque de queda parcial que permite el comercio, locomoción parcial e intercambio de bienes y servicios, de ser un virus tan letal, uno que vive en plásticos por más de 72hrs, a estas alturas deberíamos estar todos contagiados, luego nos obligaron a usar una mascarilla que NO protege de ningún virus, pero sí causa hipoxia, una mascarilla que presumen ha sido el negocio de varias personas cercanas al gobierno, pero “es por su seguridad”.

Obedeced sin preguntar

Y mientras toda esta histeria sigue, pocos hemos investigado a profundidad, encontrando que médicos de campo, con 20 años de experiencia en enfermedades virales, sin vínculos con corporaciones o políticos, afirman que una cuarentena no tiene mayor impacto en la tasa de contagio o tasa de mortalidad por el virus, pero sí en la tasa de suicidio, abuso de menores, consumo de alcohol y drogas, desempleo, pobreza, etc.

Pocos han decidido investigar: por qué Twitter censuró el hashtag #FilmYourHospital; por qué Twitter censuró a Bolsonaro; por qué YouTube censuró a los doctores Dan Erickson y Artin Massihi en una entrevista legítima; por qué si la OMS es tan corrupta y errada es la única fuente de información impuesta por toda la tecnocracia; en qué momento la ciencia dejó de ser el método para llegar a la verdad y crearon la falsa idea de que se trataba de consensos.

Y es ahí donde llegamos a los más peligroso, el enemigo más grande, la ignorancia, y el miedo.

El enemigo del mundo

Sobre la ignorancia y el miedo es que se han ejecutado los grandes genocidios, las guerras, las peleas, la discriminación y el prejuicio, todo depende de quién controle la narrativa, de cómo sea dirigida esa ignorancia y ese miedo, y a quién sea enfocado.

Hoy, los que sí investigamos y cuestionamos en vez de repetir como loritos, los que sí consideramos valioso el método científico sobre consensos vacíos, encontramos que la enfermedad china es igual o menos letal que la influenza, que mientras más rápido nos contagiemos, más rápido saldremos adelante, que la cuarentena a personas sanas sólo las enferma al reducir su sistema inmunológico, que usar indefinidamente una mascarilla de tela, sólo nos enfermará, la verdad nos hizo libres mentalmente, pero…

…el miedo e histeria colectiva de las mayorías ignorantes de todo lo anterior, causan esclavitud en el resto, la propaganda de mercaderes del miedo junto con sus medidas autoritarias, restringen derechos que se suponen son inalienables, y si usted cree que lo hacen por su seguridad, deberíamos entonces preguntarnos por qué nunca actuaron así con las pandillas, el crimen organizado, el narcotráfico, etc.

Y mientras las masas aterrorizadas por su ignorancia condenan al resto, los cerdos mercantilistas se llenan sus bolsillos comerciando con el estado y con el miedo; los izquierdistas plantean instaurar reformas constitucionales; los tecnócratas venden sus vacunas para reducir la población en nombre de la “salud reproductiva”, vendiendo tecnologías para el monitoreo y control de masas; los narcos trafican libremente; los tumbadores hacen de las suyas bajo el manto de un toque de queda; y los globalistas expanden su esfera de influencia, pues de ellos fue el plan; se cumplió la fantasía de izquierdistas, globalistas, tecnócratas, mercantilistas y narcos, y con lo anterior sostengo, que todo aquel que diga ser de derecha mientras defiende la pérdida de libertades inalienables, no es más que un vil farsante.

Víctimas y victimarios

Siempre he sentido gran admiración por los Padres Fundadores de la primera República Moderna del mundo, los Estados Unidos de Norte América, grandes pensadores que reconocieron los vicios de cientos de formas de gobierno, que eran conscientes de que el poder NO se debe concentrar nunca bajo ninguna excusa, sino al contrario, se debe diluir, porque en arcas abiertas, hasta el justo peca. Estas personas eran conscientes de las plagas y pestes, habiendo sobrevivido a más de un par, y aún así, nunca incluyeron en sus consideraciones la pérdida de libertades a causa de temas de salud, de hecho, fue Benjamin Franklin quien dijo:

Aquellos que renunciarían a una libertad esencial, para conseguir un poco de seguridad momentánea, no merecen ni libertad ni seguridad.

Palabras que se llevó el viento puesto que el genio fue liberado de su lámpara, y una vez se liberan poderes autoritarios, rara vez se logran frenar, tarde o temprano todos seremos víctimas de malas decisiones autoritarias, y cuando toque buscar a un responsable, lo encontrarán frente al espejo, porque hoy que la información está a un clic de distancia, es pecado que sigan siendo peligrosamente ignorantes.

La campaña

Como un pequeño addendum a esta reflexión: Negar que existe una muy celosa campaña por defender la agenda de total control social mediante toques de queda y cuarentenas, es negar que lograron embobarnos a todos por cierto tiempo, las campañas para desacreditar todo lo que soy y comparto es fuerte, lamentablemente para ellos, lo que natura no da, Salamanca no lo presta, sus intervenciones se desploman a causa de su monumental incompetencia y falta de argumentos, es profundamente entretenido verlos intentar dar un paso, mientras que retroceden el doble, y estén seguros que mundo entero recordará sus nombres al llegar el momento.

1 Comment

  1. El denominado estado profundo, que no tiene patria, ni ideología, ni principios y lo que si le sobra es dinero. Se ha encargado de reclutar instituciones a cargo de personajes que se enmarquen en éste contexto vil, servil, inmoral y apátrida que por lo general son ex comunistas y que desvirtúan la función para la que fue creada. Convirtiéndolas en su instrumento para polarizar y desestabilizar a la población mundial y manipularla a su sabor y antojo.

Comments are closed.